Hoy en Apple historia: una llamada telefónica siembra las semillas de OS X

25 de noviembre de 1996: Un gerente de nivel medio en NeXT Contacts Apple sobre la posibilidad de que Cupertino licencie el sistema operativo OpenStep de NeXT.

Comunicaci√≥n de Garrett L. Rice con Ellen Hancock, Apple’s director de tecnolog√≠a, es el primer paso formal en un largo proceso. En √ļltima instancia conduce a Apple la compra de NeXT, la creaci√≥n de OS X y el regreso de Steve Jobs a la empresa que cofund√≥.

  

El fracaso de Copland

AppleLa decisión de considerar la licencia de NeXT comenzó con el fracaso de AppleProyecto Copland. Ese sistema operativo de próxima generación nunca llegó más allá de una versión beta lanzada para alrededor de 50 desarrolladores de Mac.

Para 1996, Apple estaba perdiendo dinero a manos llenas. La empresa necesitaba desesperadamente algo que le permitiera competir con la empresa dominante de Microsoft. Windows 95 sistema operativo. Era evidente que otorgar licencias de Mac OS a otros fabricantes no iba a ser la forma mágica de hacer dinero. Apple había esperado.

Apple El CEO Gil Amelio les dijo a los seguidores de Mac que la compa√Ī√≠a revelar√≠a su nueva estrategia de sistema operativo en la Macworld Expo en enero de 1997. Sin embargo, por dentro Apple era evidente que se trataba m√°s de ganar tiempo que de rematar los puntos m√°s finos de una estrategia existente para presumir ante el p√ļblico.

Ser o no ser

Una opción Apple tenía sobre la mesa era comprar el sistema operativo BeOS desarrollado por el carismático ex ejecutivo de Mac Jean-Louis Gassée. (Gassée ahora escribe el lunes maravillosamente perspicaz Note cada semana.)

BeOS debut√≥ en octubre de 1995 en la r√°pida (y ahora muy buscada) computadora BeBox. El primer sistema operativo de computadora moderno escrito en C ++, contaba con impresionantes capacidades multimedia. Las caracter√≠sticas inclu√≠an multiprocesamiento sim√©trico, multitarea preventiva, subprocesos m√ļltiples generalizados y un sistema de archivos de diario personalizado de 64 bits conocido como BFS.

En ese momento, muchas personas pensaron que ser√≠a una buena opci√≥n para Apple. Por lo menos, BeOS comparti√≥ la filosof√≠a de dise√Īo claro y ordenado que caracteriz√≥ a Mac OS.

Seg√ļn los informes, Gass√©e trat√≥ de llegar a un acuerdo dif√≠cil con Applecon los inversores de Be esperando 200 millones de d√≥lares. Apple traz√≥ el l√≠mite al pagar m√°s de $ 125 millones. (“Gracias a Dios [Apple didn‚Äôt buy BeOS] porque odiaba Apple’s, dijo Gass√©e m√°s tarde.)

Próximos pasos

La otra opci√≥n realista Apple ten√≠a era siguiente. La empresa hab√≠a sido el foco principal de Jobs en su tiempo fuera Apple (aunque su otra compa√Ī√≠a, Pixar, lo hizo multimillonario). NeXT se adelant√≥ a su tiempo tanto en software como en hardware. Pero la compa√Ī√≠a nunca estuvo a la altura de su potencial.

Después de abandonar su negocio de hardware en 1993, NeXT se centró por completo en el software en 1996. OpenStep era una versión de código abierto del sistema operativo NeXTSTEP de NeXT. El sistema operativo multitarea orientado a objetos se basó en Unix, que luego se convirtió en la base para OS X y, posteriormente, macOS.

Para noviembre de 1996, Jobs estaba hablando nuevamente con Amelio (aunque solo recientemente). Jobs aconsejó a los Apple CEO que Be no era la elección correcta para la empresa. La llamada telefónica del 25 de noviembre de Rice de NeXT presentó la opción que Jobs seguramente quería desde el principio: que Apple adquirir los derechos para poner una versión de OpenStep en Mac.

A principios de diciembre, Jobs visit√≥ Apple HQ por primera vez desde su expulsi√≥n. Un acuerdo traer√≠a tanto a NeXT como a Jobs a bordo: la mejor decisi√≥n Apple hecho en a√Īos.