Todo sobre Apple, Android, Juegos Apks y Sitios de Peliculas

2023 – Fuiste un a√Īo terrible pero un gran maestro

Para decirlo desde el principio: hoy puede ser enero 7de 2021, pero la pandemia de coronavirus sigue reinando sin cesar. En su mayor parte, los humanos tendemos a simplificar las cosas cada a√Īo. Cada a√Īo, enero se utiliza como √©poca para nuevos comienzos y un sentimiento general de que “ahora todo ser√° mejor”. Desafortunadamente, ese pensamiento no se sostiene muy bien, ya que terminamos tirando por la borda las nuevas y buenas resoluciones en tan solo dos o tres semanas, retomando nuestros viejos h√°bitos y continuando con todo en la vida tal como estaba. antes.

Pero parece que gran parte de lo que sucedió en 2020 permanecerá. Aparte de los muchos que perdieron la vida mucho antes de lo esperado a causa de la pandemia, hay un lado positivo detrás de esta nube de aspecto siniestro para el resto de los que llegamos al 2021.

Los seres humanos somos capaces de lograr grandes cosas en poco tiempo si todos trabajamos para ello.

Empecemos por lo más importante: la vacuna contra el coronavirus. Personalmente, todavía estoy muy impresionado por esta historia. Dos alemanes con raíces turcas lograron lo que el mundo entero buscaba e investigaba a toda velocidad desde hacía meses. Al comienzo de la pandemia, personalmente no habría apostado ni un centavo a que una empresa alemana, precisamente, sería la primera en lograr desarrollar lo que resultaría ser la salvación para la humanidad. Si se excluye a los opositores a la vacunación, a los partidarios de QAnon y a los pensadores laterales, entonces se podría literalmente sentir y escuchar un gran suspiro de alivio en casi todos los canales del mundo.

Lo sorprendente de esto es que la tecnología que se utiliza aquí, además del dinero que se ha invertido en el sector de la investigación debido al pánico mundial de tantos países, es algo que probablemente ayudará a la humanidad con muchas otras dolencias. No es descabellado imaginar que se producirán grandes avances en el ámbito del tratamiento del cáncer, por ejemplo.

Probablemente se habr√≠an necesitado muchos m√°s a√Īos para llevar la tecnolog√≠a relativa al ARNm al nivel en el que se encuentra actualmente. Si un equipo de investigaci√≥n lograra en alg√ļn momento desarrollar una “receta” contra las c√©lulas cancerosas basada en los nuevos principios b√°sicos, ser√≠a equivalente a aterrizar en la luna. ¬ŅLa diferencia entre un alunizaje y esto? Toda la humanidad obtendr√≠a beneficios directos y tangibles.

Alemania y la digitalizaci√≥n: ¬Ņfuncionar√° despu√©s de todo?

Como alemán que vive en el extranjero, a veces no le resulta fácil hacerlo. No me refiero a nuestro oscuro pasado ni a los turistas cerveceros que se tambalean borrachos en las fiestas de las islas. Más bien, siempre me sorprende ver cuán adelantados están muchos otros países en términos de digitalización y la infraestructura asociada.

Todav√≠a recuerdo c√≥mo era en 2011, cuando estaba en la tranquila Estonia y su capital, Tallin. Ya en el aeropuerto, un Skype La cabina telef√≥nica me salud√≥ y me invit√≥ a hacer llamadas gratis. Tambi√©n hab√≠a cabinas telef√≥nicas gratuitas en toda la ciudad disponibles para que cualquiera las usara. Bien, para ser justos, SkypeLa sede central de la empresa se encontraba entonces en Tallin. Pero incluso m√°s all√° de eso, podemos seguir el ejemplo de Estonia en lo que respecta a la digitalizaci√≥n. Hace casi diez a√Īos, hab√≠a Wi-Fi disponible en todos los rincones, las solicitudes a las autoridades pod√≠an presentarse digitalmente sin necesidad de papeleo y Estonia tambi√©n estaba abierta a la nueva era en otros aspectos: estaban surgiendo incubadoras de empresas por todas partes. la ciudad y se pod√≠an ver anuncios de procesos digitales por todas partes.

Los hechos descritos aqu√≠ tuvieron lugar en una √©poca en la que en Alemania Internet todav√≠a era considerado un territorio virgen y el hashtag “Zensursula” todav√≠a estaba de moda.

Educaci√≥n en l√≠nea en Alemania: ¬Ņest√° sucediendo algo bueno?

Cuando comenz√≥ el primer confinamiento en marzo y las escuelas pasaron de las clases f√≠sicas a la ense√Īanza en l√≠nea, pude notar inmediatamente fallas en el entorno digital. Nada funcionaba correctamente. Los profesores, sobrecargados de trabajo, intentaron organizar alg√ļn tipo de lecci√≥n a trav√©s de diferentes plataformas, los horarios escolares se elaboraron apresuradamente y se ejecutaron de manera desordenada. Algunas autoridades de Berl√≠n ya no pod√≠an cumplir con sus tareas: las estructuras, los procesos y la infraestructura no pod√≠an hacer frente a las oficinas en casa y a la falta de presencia humana.

Mi percepci√≥n es que muchas cosas han cambiado desde marzo. No, no creo que lo que hemos vivido hasta ahora en t√©rminos de digitalizaci√≥n en las escuelas y en la ense√Īanza pueda ser ya el final del camino, sino m√°s bien el comienzo. Pero puedes ver que algo est√° sucediendo. Ahora existe una nube escolar que funciona bastante bien (gracias al Instituto Hasso Plattner), los profesores ahora dominan bastante el uso de Zoom y hay planes que se comunican y explican a los padres de los alumnos de forma ordenada, oportuna y sin contratiempos.

Oficina en casa: una constante fija en el futuro de la vida profesional

En general, en todo nuestro país hay una sensación de ajetreo y bullicio. Algunos amigos y conocidos que son asesores en digitalización me dicen que ahora están abrumados por el trabajo y las llamadas a medida que las empresas buscan su experiencia para manejar esta nueva era. Las pymes alemanas se han despertado, sacudidas por la realidad de que los empleados de repente no podían, o no querían, llegar a los espacios físicos de trabajo o a las oficinas. Es comprensible que el miedo a infectarse a sí mismos y a otros con el virus fuera demasiado grande.

Aunque en AndroidPIT, o m√°s bien ahora conocido como NextPit, hemos estado inmersos en la vida digital desde el inicio de nuestra empresa, la configuraci√≥n de la oficina en casa no era una cuesti√≥n normal para nosotros. Tambi√©n carec√≠amos de una estructura s√≥lida y de los procesos para poder planificar y monitorear los flujos de trabajo de manera significativa. Nuestra insolvencia del a√Īo pasado, la marcha de muchos compa√Īeros y el posterior coronavirus nos han obligado a adaptarnos en consecuencia.

El resultado es el siguiente: ahora empleamos a varias personas que ni siquiera viven cerca de Berl√≠n. O alguna vez lo har√°. Esto hubiera sido casi impensable para nosotros hace un a√Īo.

¬°Libertad! ¬ŅQu√© podr√≠a ser m√°s hermoso?

Personalmente, sigo pensando que es mejor que todos nos veamos más a menudo. Sin embargo, los humanos somos capaces de idear soluciones creativas para crear un sentimiento de unión a pesar de estar separados por la distancia física. Todos nos hemos vuelto más independientes y hemos ganado libertad adicional. Por ejemplo, durante el verano pasaba ocasionalmente mis días de trabajo en la zona de los lagos, en el norte de Brandeburgo. Equipado con una computadora portátil y una buena conexión a Internet móvil, sabiendo que de todos modos no hay nadie en la oficina, aproveché la oportunidad para liberarme del dominio de la ciudad de vez en cuando.

¬ŅQu√© puedo decir? Era al menos tan productivo y eficiente como lo habr√≠a sido en la oficina. Adem√°s de eso, me encantaba salir a caminar o a hacer jogging junto al lago yo solo por las tardes.

Definitivamente podr√≠a haber hecho todo eso en el pasado. Pero no me atrev√≠. ¬ŅQu√© dir√≠an mis colegas si simplemente “me aislara”? ¬ŅTodos trabajar√≠an en mi ausencia tambi√©n? Cuando el gato no est√©, los ratones jugar√°n. Todos saben eso…

He aprendido que se puede hacer y que también puedo trabajar desde otro lugar durante unos días. Todo funcionará como siempre y nadie tendrá problemas con ello. Por el contrario, ahora confío tanto en mis colegas cuando quieren hacer precisamente eso.

¬ŅMe equivoco o hubo m√°s sonrisas en 2020?

Hemos ganado una sensaci√≥n de libertad aqu√≠ como equipo que queremos mantener incluso cuando el coronavirus no est√© presente. Julia comparti√≥ en su publicaci√≥n de despedida que el aislamiento no le hizo ning√ļn bien personalmente. Pero a la mayor√≠a del equipo nos gusta la combinaci√≥n de “tenemos una oficina cuando la necesitamos” y “podemos trabajar en otro lugar” si la situaci√≥n as√≠ lo requiere.

Ha sido un a√Īo realmente loco que no querr√°s volver a vivir. Algunos cambios han llegado para quedarse. El ritmo m√°s r√°pido de la digitalizaci√≥n y el auge de las oficinas en casa, por ejemplo. Pero, en mi opini√≥n, 2020 tambi√©n ha demostrado que nosotros, como personas, realmente podemos mantenernos unidos cuando lo necesitamos. S√≠, hay excepciones ignominiosas. Pero para la mayor√≠a de las personas, han demostrado que pueden ser considerados y tambi√©n exudar m√°s humanidad de lo habitual.

Tambi√©n he observado en mi entorno que las numerosas restricciones y las preocupaciones que conllevan pesan sobre casi todos. Al mismo tiempo, he observado un mayor grado de simpat√≠a, preguntas sinceras sobre c√≥mo estamos y muchas m√°s sonrisas que en a√Īos anteriores. Si puedo desear algo, es esto: que conservemos esto y lo llevemos con nosotros a la era post-coronavirus.

El a√Īo 2020 ha llegado a su fin, ¬°menos mal que por ello! Pero no creo que todo haya sido malo el a√Īo pasado. Los humanos hemos demostrado que podemos encontrar soluciones a los problemas, incluso en poco tiempo, y ser considerados con los dem√°s.

En NextPit tenemos un a√Īo lleno de acontecimientos por delante. Despu√©s de decir adi√≥s a nuestro nombre AndroidPIT en 2020, este a√Īo marca el siguiente paso. Estamos buscando nuevas tecnolog√≠as que respalden nuestro sitio y cambiar nuestro dise√Īo. Es fant√°stico tener nuevos colegas que se unen a nosotros, incluidos Ben, Antoine, Casi y Rahul. Seguimos trabajando para ofrecer contenido excelente sobre tecnolog√≠a inteligente a nuestra comunidad. No siempre es f√°cil, pero haremos todo lo posible por usted con mucho coraz√≥n y mente para asegurarnos de tener √©xito de la mejor manera posible.

Por favor manténgase saludable y sea leal a nosotros. Lo verás en 2021: ¡Vale la pena!

Resumen del Contenido