Apple Watch: El doctor encontró una solución para hacer un "electrocardiograma completo"

Un cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid descubrió que con uno Apple Watch serie 4 o 5, podría hacer electrocardiogramas completos. Además, el Dr. Miguel Angel Cobos dijo que podría lograr una confiabilidad similar a la del ECG realizada en los centros de salud.

La técnica utilizada por el médico permitió obtener resultados similares a los obtenidos con equipos convencionales.

  

Apple ¬ŅPuede obtener datos como un ECG de un centro de salud?

la Apple Watch innovador y sigue siendo dominante en la tecnología de ECG introducida en el potencial del equipo. Desde el lanzamiento del reloj inteligente y sus diversos sensores dedicados al bienestar y la salud, varios testimonios muestran cómo estas tecnologías han ayudado a salvar vidas. En el caso de los electrocardiogramas, detección de problemas, p. AF, se convirtió en un poderoso argumento para comprar la unidad.

Aunque no se consider√≥ una unidad de precisi√≥n en los hospitales, las autoridades de salud lo consideraron √ļtil en varios an√°lisis de signos vitales.

Al respecto, Miguel √Āngel Cobos, cardi√≥logo en Hospital Cl√≠nico San Carlos Madrid, lo encontr√© con Smartwatch de Apple (serie 4 y 5), se pueden realizar electrocardiogramas completos con una fiabilidad similar a la realizada en los centros de salud.

Cuadro comparativo entre diferentes electrocardiogramas.

El descubrimiento, publicado en Anales de medicina interna, eso fue afortunadamente cuando el doctor jug√≥ con Apple Watch que le hab√≠a ofrecido a su esposa. Cobos quer√≠a verificar si se pod√≠a realizar un electrocardiograma y si ten√≠a alg√ļn grado de confianza.

Smartwatch funciona en combinaci√≥n con la aplicaci√≥n Health, que est√° disponible en iOS. Luego, el dispositivo tiene electrodos que registran la actividad card√≠aca durante 30 segundos. Como lo se√Īal√≥ Apple, esta evaluaci√≥n no est√° destinada a detectar s√≠ntomas de ataque card√≠aco.

Para obtener más información, como con un electrocardiograma convencional, se necesita 12 derivaciones de la actividad electrónica del corazón. Pero el médico (quien dijo que "no tiene relación con Apple") Demostró que tal escenario era posible.

imagen Apple Watch ECG

Usar un Apple Watch hacer un electrocardiograma "completo"

Seg√ļn el m√©dico, para obtener m√°s informaci√≥n, el usuario debe primero colocar Apple Watch en la mu√Īeca izquierda Luego, debe realizar el mismo procedimiento en la pierna, donde se obtienen los derivados de la articulaci√≥n y, finalmente, en diferentes puntos del cofre, donde se registran los derivados precordiales.

Cobos explic√≥ que "de esta manera es posible tener un electrocardiograma similar al electrocardiograma convencional". Sin embargo, es importante enfatizar que es √ļtil para todos hacer lo que no excluye la visita de un cardi√≥logo para realizar los ex√°menes necesarios.

Se dice que después de cierta secuencia "es posible tener un electrocardiograma similar a un electrocardiógrafo convencional". Esta información muestra en el debate la creciente calidad de los sensores que equipan estas unidades modernas.

Dr. imagen Cobos, de Madrid, realiza un electrocardiograma con Apple Watch

El corazón debajo del ojo

Estos exámenes de bricolaje tienen un valor limitado. Sin embargo, pueden ser importantes para ayudar a ahorrar tiempo en la toma de decisiones clínicas en una situación "sensible o transfronteriza", como un ataque cardíaco. El hecho es que y de acuerdo con los controles realizados por el Dr. Cobos, los resultados son similares a los obtenidos con equipos convencionales, tanto en personas sanas como en personas con problemas cardíacos.

Es un descubrimiento absolutamente relevante que muestra que las tecnolog√≠as que se aplican a la salud se est√°n desarrollando r√°pidamente y que pueden desempe√Īar un papel muy importante en la atenci√≥n m√©dica, el diagn√≥stico y el monitoreo.

El Ministerio de Salud de Madrid, dijo Enrique Ruiz Escudero.

cómo Apple Watch, como muchos otros dispositivos "portátiles", es un esfuerzo cada vez mayor para controlar la salud y el bienestar de los usuarios.