Consejos para escribir correos electrónicos que todos quieren leer

Cada medio de comunicación tiene sus propios trucos y reglas no escritos. Cuando se trata de correo electrónico, hay fórmulas que cumplen su propósito.

Después del teléfono, el correo electrónico es la forma principal de contacto personal y profesional. Es uno de los servicios más veteranos asociados a Internet y, a pesar de la experiencia de redes sociales o fuera IM, los correos electrónicos siguen siendo una de las formas más efectivas de hacerlo Comunicaciones por Internet.

Pero ser tan ordinario significa que el nuestro bandeja Se llenan diariamente con docenas de mensajes. Y desafortunadamente, no todos son √ļtiles o adecuados. Cu√°ntos correos electr√≥nicos recibes cada d√≠a envias directamente a la basura? Cuantos realmente adoptan una medida √ļtil por ejemplo, una reuni√≥n o realizar una tarea vinculada a su trabajo?

  

Obviamente, no podemos cambiar a quienes nos envían un correo electrónico, pero podemos contribuir con nuestro grano de arena. nuestros mensajes son efectivoso más bien ser leído y práctico para que ganemos y también el destinatario del mensaje.

Breve

Hay un punto medio entre enviar un correo electrónico con una frase entre 140 y 280 caracteres, como en Twittery envíe un párrafo que puede contener más de cinco páginas de un documento de texto.

Dije antes que los correos electr√≥nicos son una forma com√ļn, por lo que no se trata de pasar todo el d√≠a escribiendo y recibiendo mensajes. Tampoco es un plan para ignorar con f√≥rmulas de estado generalmente cuando comenzamos o finalizamos el correo electr√≥nico, pero evitemos pasar por las ramas.

Un buen correo electrónico debe ser Corto, conciso, entendido con una sola lectura. y requiere unos minutos de lectura. No hay reglas específicas para hacer esto, el ejercicio es clave y reescribir sus mensajes también lo ayuda a perfilar y mejorar sus correos electrónicos.

conexión

El proceso de comunicación es bastante curioso. En nuestras mentes tenemos un mensaje que comunicar, pero no siempre tenemos éxito cuando lo transmitimos al habla o escribe un correo electrónico. Y uno de los mayores problemas que surge es cuando ignoramos el contexto.

El contexto es informaci√≥n suplementaria Alrededor de un mensaje o informaci√≥n. Muchas veces, cuando enviamos un correo electr√≥nico, nos olvidamos de pensar en el contexto que tiene la otra persona. ¬ŅEs el mismo que nosotros? ¬ŅEres consciente de todo lo que sabemos sobre este asunto?

a veces delegamos ese contexto a mensajes anteriores. Hoy en día, los mensajes de correo electrónico suelen estar encapsulados automáticamente por nuestro cliente de correo electrónico. Y lo que sea, al reenviar el mensaje, se incluye el contenido de los mismos mensajes.

No se trata de trascender en contexto, pero es conveniente incluir toda la información necesaria para que cualquiera puede entender el mensaje que leemos incluso si no está directamente involucrado en un proyecto o tema discutido en ese mensaje.

¬ŅY entonces qu√©?

Otro problema que encontramos con muchos correos electr√≥nicos es que cuando terminamos de leerlos nos preguntamos: ¬Ņqu√© pasa ahora? Y eso no siempre est√° claro en un mensaje si tuvi√©ramos que hacer algo, qu√© espec√≠ficamente y qui√©n. Esto se complica a√ļn m√°s cuando el mensaje concierne a varias personas.

Una forma de evitar la molestia es finalizar el correo electrónico con uno lista de tareas o acciones y quién debe hacer esta o aquella tarea. También puede servir para enfatizar las tareas ya completadas y así ayudar a los remitentes ponerse al día.

¬ŅPara qui√©n es?

Otro de los errores que generalmente se comete al enviar correos electrónicos es no elegir quién o quién debe recibirlo. Así de simple reenviar todo un mensaje que a menudo recibe un mensaje de alguien que no está interesado en el mensaje o que no significa de alguna manera Es por eso que a menudo recibimos mensajes que terminan en la basura.

Hay una diferencia entre estar informado procesos y acciones en un departamento o empresa a pesar de que no nos involucra directamente y recibe mensajes sobre temas o problemas que no tienen nada que ver con nuestra posición o posición.

Elegir bien quién recibirá su correo electrónico ayudará a quienes lo reciban evita tu bandeja de entrada estar lleno de mensajes innecesarios.