DuckDuckGo abre el código de su herramienta para monitorear los sitios web que lo rastrean

El motor de b√ļsqueda DuckDuck Go ha abierto el c√≥digo para su Radar de seguimiento, que contiene los detalles de miles de dominios de Internet que rastrean al usuario.

El aumento de DuckDuckGo en los √ļltimos a√Īos ha sido asequible. Con un conjunto de usuarios cada vez m√°s preocupados por la privacidad, se ha incluido el motor de b√ļsqueda en una alternativa fija al todopoderoso Google. 2013 lo alcanz√≥ 11 000 millones de preguntas y ahora esta cifra supera eso en un mes. La preocupaci√≥n de la plataforma por los datos del usuario ha llevado a un acceso abierto a la herramienta Radar Tracker.

Este software consiste en listas de sitios, dominios que rastrean la actividad del usuario. Lo hacen a través de cookies de comportamiento, con su política de privacidad en la mano y reglas específicas. Esta información puede, por ejemplo, servir publicidad personal.

  

Ahora DuckDuckGo se ha abierto para todas estas listas. Por lo tanto, los navegadores, como Vivaldi, ya han incluido Tracker Radar en su servicio. Es una forma de cuidar la privacidad de los usuarios.

Tracker Radar está disponible para todos los desarrolladores. Y tambien se les pide que contribuyan a las listas. Y la ventaja de esta base de datos con otras similares es su actualización. DuckDuckGo agrega constantemente sitios web para controlar tantos dominios como sea posible.

Una estrategia facilitadora

La estrategia que ha llevado a DuckDuckGo a ser tan popular en los c√≠rculos conscientes de la privacidad no es radical. Al menos no es en el sentido de competencia con Google. Y que el buscador est√° listo para hacerlo Ofrecer al usuario resultados relevantes para sus b√ļsquedas. Sus algoritmos est√°n optimizados para el trabajo que otros motores de b√ļsqueda, especialmente Google, se basan en gran medida en la personalizaci√≥n.

Para evitar esto, DuckDuckGo ha hecho que sus algoritmos sean perfectos tanto como sea posible. Es una tarea global con los datos globales de la b√ļsqueda sin observar al usuario espec√≠fico. B√°sicamente una desventaja. Aunque por otro lado la plataforma no tiene un enlace publicitario tan fuerte como con Google. Por lo tanto, los trucos para mejorar los problemas son conocidos entre sus usuarios.

Despu√©s de todo, DuckDuckGo no quiere reemplazar a Google. Simplemente se presenta como una alternativa, que puede ser parcial. De hecho la plataforma ofrece la posibilidad de buscar en Google si el usuario no est√° satisfecho con los resultados del motor de b√ļsqueda privado.

Fotos: DuckDuckGo, 422737