El DOJ formaliza la solicitud de puertas traseras de cifrado

El Departamento de Justicia de EE. UU., Junto con las naciones de los “Cinco ojos”, ha emitido un comunicado pidiendo Apple y otras empresas de tecnolog√≠a para crear puertas traseras de manera efectiva que debilitar√°n la fuerza del cifrado en general para brindar acceso a los datos a las fuerzas del orden.

En un comunicado emitido el domingo por el Departamento de Justicia de EE. UU., La “Declaraci√≥n internacional: cifrado de extremo a extremo y seguridad p√ļblica” es una continuaci√≥n del debate sobre cifrado de larga duraci√≥n. En la √ļltima salva de la guerra en curso, representantes de gobiernos de varios pa√≠ses exigen acceso a datos cifrados por el bien de los ni√Īos explotados sexualmente.

La extensa declaraci√≥n exige que las empresas de tecnolog√≠a “integren la seguridad del p√ļblico en los dise√Īos de sistemas” relacionados con el cifrado, para permitir que las empresas “act√ļen contra el contenido y la actividad ilegal de manera eficaz sin reducir la seguridad”, al tiempo que permiten que las fuerzas del orden hagan su trabajo. Esto incluye permitir a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley “el acceso a contenido en un formato legible y utilizable donde una autorizaci√≥n se emite legalmente, es necesaria y proporcionada, y est√° sujeta a fuertes salvaguardas y supervisi√≥n”.

  

En efecto, el grupo est√° solicitando acceso a datos cifrados a trav√©s de alg√ļn tipo de puerta trasera destinada solo a las fuerzas del orden p√ļblico, al tiempo que lo mantiene seguro para evitar el acceso de piratas inform√°ticos y otros delincuentes en l√≠nea.

El grupo afirma que est√° trabajando con la industria tecnol√≥gica para “desarrollar propuestas razonables que permitan a las empresas de tecnolog√≠a y los gobiernos proteger al p√ļblico y su privacidad, defender la seguridad cibern√©tica y los derechos humanos, y apoyar la innovaci√≥n tecnol√≥gica”.

Aunque est√° de acuerdo en que “la protecci√≥n de datos, el respeto por la privacidad y la importancia del cifrado a medida que la tecnolog√≠a cambia y se desarrollan los est√°ndares globales de Internet siguen estando a la vanguardia del marco legal de cada estado”, tambi√©n quiere “cuestionar la afirmaci√≥n de que la seguridad p√ļblica no puede estar protegido sin comprometer la privacidad o la seguridad cibern√©tica “.

“Creemos firmemente que los enfoques que protegen cada uno de estos importantes valores son posibles y nos esforzamos por trabajar con la industria para colaborar en soluciones mutuamente aceptables”, concluye el comunicado.

La declaración está firmada por el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, la Secretaria de Estado del Reino Unido para el Departamento del Interior, Priti Patel, el Ministro de Asuntos del Interior de Australia, Peter Dutton, y otros representantes de Canadá, India, Japón y Nueva Zelanda.

La historia se repite

La declaraci√≥n es el √ļltimo intento de los gobiernos de intentar obtener acceso a datos protegidos por encriptaci√≥n, que incluye versiones como la encriptaci√≥n de extremo a extremo que son extremadamente dif√≠ciles de monitorear. Al poder acceder a contenido encriptado, los investigadores podr√≠an monitorear la actividad ilegal y, potencialmente, obtener evidencia que podr√≠a resultar en el enjuiciamiento de los criminales.

Esto ha llevado a que las fuerzas del orden y los gobiernos se abstengan repetidamente de que las empresas de tecnolog√≠a deber√≠an instigar alg√ļn tipo de puerta trasera en sus sistemas para permitir el acceso a las fuerzas del orden. Los mismos gobiernos tambi√©n creen que es posible habilitar el acceso manteniendo el cifrado seguro.

Los críticos responden insistiendo en que no hay forma de que pueda agregar una puerta trasera al cifrado sin debilitar el cifrado en sí. La creencia general es que los malos actores simplemente intentarían atacar la puerta trasera para ver los datos en lugar de intentar vencer el cifrado directamente.

Un ejemplo anterior de este tipo de demanda gubernamental es el jefe del MI5 del Reino Unido, Sir Andrew Parker, quien pidió más ayuda para obtener acceso a las comunicaciones cifradas. Los comentarios de febrero de Parker fueron parte de un documental, en el que el jefe de seguridad les dijo a los ministros del gobierno que no era posible detener todos los complots terroristas, debido a una capacidad limitada para ver las comunicaciones en línea.

Barr ha desplegado previamente la lucha contra el abuso sexual infantil en l√≠nea, hablando junto a representantes de Australia, Canad√°, Nueva Zelanda y el Reino Unido en marzo. Esa declaraci√≥n evit√≥ mencionar puertas traseras, pero el sentimiento de hacerlo a√ļn era evidente.

Para Apple, su uso del cifrado en el dispositivo ha provocado desacuerdos muy p√ļblicos con el gobierno de EE. UU., como demandas presidenciales para desbloquear iPhones utilizados por delincuentes, como el tirador de Pensacola.

El FBI tambi√©n ha hecho llamados p√ļblicos para Apple para proporcionar puertas traseras, pero luego de su propia ruptura de la seguridad del iPhone, tales llamadas deber√≠an haber terminado.

La lucha p√ļblica por el cifrado y la resistencia a romperlo ha llevado a los legisladores a trabajar para introducir leyes para forzar el asunto. En junio, se present√≥ al Senado un proyecto de ley republicano para intentar debilitar el cifrado poniendo fin al uso de tecnolog√≠a cifrada “a prueba de orden judicial”.