Todo sobre Apple, Android, Juegos Apks y Sitios de Peliculas

El ej√©rcito estadounidense busca malware que sea una “bomba de tiempo”

Los servicios secretos estadounidenses est√°n en alerta m√°xima tras el descubrimiento de un c√≥digo inform√°tico malicioso que, seg√ļn las sospechas, China ha escondido en redes de infraestructuras cruciales de Estados Unidos. La administraci√≥n Biden se toma en serio esta amenaza y est√° investigando la presencia del malware en sistemas que controlan las redes el√©ctricas, los sistemas de comunicaciones y el suministro de agua, especialmente en las bases militares estadounidenses, tanto a nivel nacional como internacional.

La naturaleza del malware ha generado preocupaciones adicionales entre los funcionarios estadounidenses, que temen que el Ej√©rcito Popular de Liberaci√≥n de China pueda estar prepar√°ndose para interrumpir las operaciones militares estadounidenses en caso de conflicto, particularmente si hay un ataque chino a Taiw√°n en los pr√≥ximos a√Īos.

Seg√ļn fuentes an√≥nimas citadas por el Los New York Times, el c√≥digo malicioso actuar√≠a como una ‚Äúbomba de tiempo‚ÄĚ en redes cr√≠ticas, dando a China la capacidad de interrumpir o ralentizar los despliegues militares estadounidenses o las operaciones de reabastecimiento, cortando la energ√≠a, el agua y las comunicaciones con las bases militares estadounidenses. Esta acci√≥n tendr√≠a repercusiones a√ļn mayores, ya que la misma infraestructura tambi√©n es responsable de brindar servicios esenciales a hogares y empresas en todo el pa√≠s.

Los primeros indicios de esta campa√Īa de malware se hicieron p√ļblicos a finales de mayo, cuando Microsoft inform√≥ haber detectado un misterioso c√≥digo inform√°tico en los sistemas de telecomunicaciones de Guam, una isla del Pac√≠fico donde se encuentra una base a√©rea estadounidense. Sin embargo, las autoridades confirman que este incidente representa s√≥lo una peque√Īa parte del problema, que sigue siendo objeto de investigaci√≥n por parte de los equipos de ciberseguridad.

Las implicaciones de esta ciberamenaza conciernen no sólo a los servicios militares y de inteligencia de Estados Unidos, sino también a las agencias de seguridad nacional, que están trabajando juntas para evaluar la magnitud del riesgo y encontrar formas de mitigar posibles ataques. La administración Biden permanece alerta ante esta situación y está comprometida a proteger la seguridad nacional y la integridad de las redes críticas del país.