Estrategias de gestión del tiempo para el lugar de trabajo.

La gestión del tiempo es importante si quieres hacer cosas. También es importante para los empleados que desean obtener un aumento o promoción mediante la entrega de sus proyectos con éxito y a tiempo. Es cierto que si administra mejor su tiempo podrá lograr más y no tiene que ser el empleado que llega temprano a la oficina y se va tarde. El buen manejo del tiempo también ayuda a reducir el estrés porque no pensará en ponerse al día, sino que se centrará por completo en las tareas. A continuación veremos algunas estrategias de gestión del tiempo que puede utilizar en su lugar de trabajo.

Resultados de imagen para estrategias de gestión del tiempo para el lugar de trabajo

Comience con información de alto valor

Antes de comenzar a trabajar, piense en las tareas que tendrán el mayor impacto en su proyecto o equipo. Estas tareas suelen ser también las más tediosas y lentas. Si no comienza con ellos, existe la posibilidad de que se canse cuando los encuentre y, por lo tanto, no pueda completarlos. Para determinar qué tareas entran en esta categoría, comience preguntándose qué es lo que más necesita su cliente o equipo. Además, piense en qué tareas le traerán problemas si no las completa a tiempo y qué contribuciones puede hacer en este momento.

  

Planifica tu día

Planear tu día sigue siendo uno de los mejores las estrategias de gestión del tiempo. Mientras planifica su día, piense en lo que quiere lograr y qué contribución puede hacer al final del día. También piense en las tareas que son importantes que deben completarse primero. Cuando haga esto, podrá administrar su tiempo porque siempre sabe qué debe hacerse y cuándo.

Centrarse en una tarea a la vez

mientras la multitarea puede ser útil En algunas situaciones, debe tratar de evitarlo tanto como sea posible. Cuando realiza múltiples tareas, puede perder unos minutos a la vez cambiando las tareas. Cuando hace esto varias veces al día, unos pocos minutos pueden convertirse en una o dos horas.

En lugar de hacer esto, trate de concentrarse en una tarea a la vez, y cuando termine, cambie a otra. Si hace esto y toma un breve descanso entre las tareas, encontrará que la transición es más suave y podrá volver a ella muy rápidamente.

Minimiza las interrupciones

A veces trabajamos con tareas que requieren mucho enfoque. Si es interrumpido, puede llevar unos minutos volver al estado en el que se encontraba antes. Si puede, trate de minimizar las interrupciones tanto como pueda.

Una buena manera de hacerlo es silenciar sus llamadas y correos electrónicos y dejar mensajes abiertos a las partes más importantes de la comunicación. Cuando hace esto, puede establecer una hora específica en la que puede revisar sus llamadas y correos electrónicos y responderlos. Si su gerente puede, puede construir casilleros privados donde se minimiza la interacción entre los empleados. Si bien esto puede dificultar la colaboración, también reducirá las interrupciones que pueden ahorrarle algo de tiempo.

Establezca plazos más cortos y comparta tareas

Una de las cosas más fascinantes de las personas es que si creen que tienen mucho tiempo para hacer algo, lo harán urdimbre. Si ve que tiene plazos largos, intente acortarlos a períodos razonables.

Esto también se aplica a las tareas; Cuanto más grandes son, más probabilidades tenemos de alejarlos y dudar en comenzarlos. Divida los proyectos en tareas más pequeñas y asigne estas tareas a sus propios plazos.

Lamentablemente, la gestión del tiempo es una habilidad que muchos no tienen. Si desea hacer cosas, debe aprender a administrar su tiempo de manera efectiva, y los consejos anteriores son un excelente lugar para comenzar.