La mayor paradoja de IoT ofrece un desafío difícil

En los √ļltimos a√Īos, las soluciones de IoT (o Internet de las cosas) han comenzado a ser m√°s populares entre las empresas y los consumidores. Ofrecen una gran variedad de caracter√≠sticas, una de las m√°s populares es If This Then That, un protocolo que interpreta y ciertas acciones y toma las medidas adecuadas. Por ejemplo, abrir la puerta de la casa activar√° las luces del pasillo autom√°ticamente.

Seg√ļn las estad√≠sticas oficiales, hay 7 mil millones de dispositivos IoT activos en todo el mundo, y el n√ļmero puede crecer hasta 21 mil millones en menos de seis a√Īos. Hay varios tipos de accesorios de IoT en el mercado y muchas opciones. Pero ha surgido una gran paradoja que ha causado dolores de cabeza a fabricantes y usuarios por igual.

Los clientes desean usar dispositivos IoT que sean altamente personalizables y puedan interactuar fácilmente con otros dispositivos. Para ofrecer tales funcionalidades, los fabricantes tienen que desarrollar dispositivos que sean compatibles con una gran cantidad de otras soluciones de IoT y que también sean fáciles de usar.

Una gran paradoja se deriva del hecho de que muchas personas est√°n preocupadas por la privacidad y la seguridad de las soluciones de IoT, con una encuesta reciente que muestra que el 60% de los participantes cree que los dispositivos de IoT recopilan una cantidad innecesaria de datos. Sin embargo, estos datos son esenciales para ofrecer opciones personalizadas, pero las personas no parecen estar dispuestas a compartirlas.

Esta paradoja coloca a los desarrolladores y las plataformas en una disposición difícil, ya que tienen que optimizar las oportunidades de personalización y al mismo tiempo mantener los datos privados. En un mundo ideal, los fabricantes de IoT, los desarrolladores de software y las entidades que venden dispositivos de terceros trabajarían juntos para ofrecer lo mejor de ambos mundos.

  

La transparencia sería un paso esencial en la dirección correcta. Si los proveedores de la plataforma y los fabricantes explican claramente qué sucede con los datos recopilados de los usuarios, muchos clientes potenciales estarán convencidos de que una solución de IoT no filtrará información privada a entidades evasivas.