Pon a tus amigos frente al televisor y haz que vean el World Hacking

Hackear el mundo es una pel√≠cula que vale la pena mostrar a todos los amigos que no son exactamente de lo que se trata en el esc√°ndalo m√°s grande de este a√Īo. Y luego tienes que sentarte con ellos y explicar todo lentamente otra vez.

The Great Hack cuenta sobre uno de los esc√°ndalos m√°s importantes de los √ļltimos a√Īos. Este salvaje Cambridge Analytica ha cambiado la confusi√≥n entre Facebook y los datos que le transmitimos. La narrativa de las buenas redes sociales, que se puede utilizar para conectar a las personas, desarrollar el periodismo independiente y organizar protestas a favor de la democracia, result√≥ ser un marco hermoso dibujado por las propias empresas de tecnolog√≠a. Laurk, que puedes colocar delante de las c√°maras para que cubra la imagen fea del mundo real.

Tres historias sobre una muy mala compa√Ī√≠a.

La historia se lleva a cabo desde la perspectiva de tres personas diferentes que exponen no solo c√≥mo funciona Cambridge Analytica, sino tambi√©n aquellas que intentan mostrar la escala y las consecuencias de su actividad. La pel√≠cula es hablada por Brittany Kaiser, una ex empleada y jefa de la compa√Ī√≠a de confianza, David Carol, un profesor de Nueva York, que intenta obtener sus datos de ella y de Carole Cadwalladr, periodista Guradiana, que describe los esc√°ndalos involucrados.

Un documento que deval√ļa la influencia de la recopilaci√≥n de datos corporativos sobre la campa√Īa presidencial de Donald Trump y trata de averiguar su participaci√≥n en Brexit. Muestra c√≥mo se llevan a cabo las grandes pol√≠ticas en la red, presentando mecanismos de focalizaci√≥n precisos que permiten rastrear a personas no convencidas, determinando las caracter√≠sticas de su personalidad, determinando a qu√© responder y envi√°ndoles un mensaje especialmente escrito.

La pel√≠cula es la m√°s fuerte cuando permite los materiales publicitarios de Cambridge Analytica. Ella muestra que los m√©todos utilizados por ella para influir en la elecci√≥n coinciden con los utilizados por sus madres en la propaganda de guerra creada para la OTAN o el Pent√°gono. Tomado directamente de la presentaci√≥n de la compa√Ī√≠a, el breve estudio de las elecciones en Trinidad es una perek, que muestra perfectamente cu√°ntos m√©todos aparentemente inocentes pueden ser manipulados no solo por la opini√≥n p√ļblica, sino tambi√©n por las masas de votantes. Estos momentos no dejan un consumo, no es solo marketing pol√≠tico, es mucho m√°s un tema.

El documento tambi√©n es s√≥lido: nuestra democracia est√° amenazada no solo por las acciones, y no principalmente de compa√Ī√≠as como Cambridge Analytica, sino principalmente por la falta de un sistema para proteger nuestros datos y nuestra terquedad para ignorar las amenazas superadoras. No es sin raz√≥n que el nombre de Marek Zuckerberg, un hombre que vive de los datos que le transfieren los usuarios, a menudo cae en la pel√≠cula.

Junto con la quiebra de Aleksander Nix, la amenaza no hab√≠a terminado. Las compa√Ī√≠as m√°s grandes del mundo a√ļn recolectan nuestros datos, porque la gran cantidad de ellos se traduce en una gran cantidad de ceros en las cuentas de grandes corporaciones. Se trata de dinero en efectivo. Para efectivo y deuda.

Hacking the Great Hack la revisión del documento en NetfliksMaterial promocional de Netfliks.

Demasiadas hermanas mayores, para peque√Īas cosas.

No necesitas una película de Netfliks, todos lo entenderán. No es necesario estar en tecnología, redes sociales o protección de datos para comprender lo que está sucediendo en la pantalla. Debes evitar técnicos, profesiones y argón como fuego. Todo el asunto ha sido descrito de una manera accesible y relativamente simple. El problema es que para lograr esto, la historia debe simplificarse hasta tal punto que no estoy seguro de si todavía es convincente.

El trío de los héroes principales nos conduce con algunos otros caminos que no siempre se cruzan y no siempre crean una imagen coherente. Al documentar el desarrollo del asunto Cambridge Analytica, se mezcla con los incentivos para luchar por la privacidad y la pintura de retratos, la fascinante escocesa Brittany Kaiser.

Todos estos son enchufes interesantes, pero la imagen que se est√° escapando de este caleidoscopio pierde fuerza y ‚Äč‚Äčse transforma en peque√Īos. No se trata de ambivalencia intencional, es una pel√≠cula con una tesis s√≥lida, que suena demasiado sabo, porque no llega al final.

Datos, propaganda, manipulación, todos en teoría saben lo que significan estas palabras, pero pocas personas sienten lo mucho que les preocupa. Arogancj se equivoca al afirmar que es completamente resistente a la manipulación, solo facilita el trabajo de los manipuladores. Como dice David Corel en la película, la gente no admitirá que la propaganda funciona. Para ello es necesario enfrentar nuestra propia vulnerabilidad a la influencia, una terrible falta de privacidad y una dependencia sin esperanzas de las plataformas tecnológicas que arruinan nuestra democracia en muchos niveles. Este es uno de los muchos vínculos que no se están desarrollando, lo cual es una pena.

No hay espacio para ello, es cuesti√≥n de hablar sobre lo importante que es todo lo que sucede en la pantalla. Vemos a los h√©roes que de repente se apilan en el aire, se emocionan con lo que escuchan. √Čl habla sobre los cambios, sobre un cambio completo en nuestra percepci√≥n de la industria, sobre mis desenmascaramientos.

Los grandes han ennegrecido la imagen, lo cual, me temo, seguirá siendo abstracto para muchas personas. La manipulación de datos no se ha incrustado en la vida del espectador, para él sigue siendo un terrible cuento de hadas sobre el lobo.

Esto no significa que no valga la pena ver la pirater√≠a del mundo. √Čl puede sacudir, incluso las personas que han estado siguiendo el esc√°ndalo. Para aquellos que no lo hagan, la lectura debe ser obligatoria. La pel√≠cula toca los plugins de los que tenemos que hablar. Cuanto antes, mejor.

La película ya está disponible en Netfliks.