Por qué ningún gobierno debería tener acceso a sus datos de WhatsApp

WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular con 2.26 mil millones de usuarios únicos, según lo informado en junio de 2022 por Statista.

Esto no es solo porque Facebook lo posee También obtiene una experiencia de usuario cómoda. Ya sea que sea un genio de la tecnología o alguien que esté comenzando a usar un teléfono inteligente, WhatsApp es fácil de usar y accesible.

Pero, con una enorme base de usuarios, ¿qué sucede con sus datos? ¿Está a salvo de atacantes maliciosos? ¿Deberían los gobiernos tener acceso a su WhatsApp para garantizar la seguridad? Aquí, analicemos la parte vital de por qué creemos que el gobierno no debería tener acceso a sus datos de WhatsApp.

¿Por qué WhatsApp es un gran objetivo para los gobiernos?

WhatsApp ya no es un simple servicio de mensajería instantánea. Es una aplicación mejor calificada para chats de texto, llamadas de voz y videollamadas.

Un montón de funciones útiles, como mensajes cifrados de extremo a extremo, pegatinas, llamadas de voz, chats grupales y estados, constituyen puntos de datos valiosos para los gobiernos. Sin olvidar que miles de empresas también interactúan con sus clientes en WhatsApp.

Entonces, con acceso a los datos de WhatsApp, los gobiernos pueden obtener una gran cantidad de información. Estos conocimientos pueden ayudar a los gobiernos a influir en las decisiones, vigilar las actividades ofensivas, imponer la censura y actuar con sinceridad por la seguridad nacional.

Por lo tanto, no sorprende que WhatsApp sea un gran objetivo para los gobiernos. Todo el mundo quiere cierto control sobre WhatsApp en sus provincias por buenas y manipuladoras razones.

Qué sucede cuando los gobiernos acceden a los datos de WhatsApp

Suponiendo que los gobiernos logren obtener acceso a los datos de WhatsApp. ¿Qué pasa después? ¿Hay suficientes razones para dejar de usar WhatsApp cuando eso sucede?

Romper el cifrado de extremo a extremo

Si bien el cifrado de extremo a extremo (E2EE) es una característica crucial utilizada incluso por organismos gubernamentales, es posible que el gobierno no quiera que restrinja el acceso a los datos de los usuarios en sus países. Por lo tanto, quieren servicios como WhatsApp para permitir la trazabilidad, lo que significa realizar un seguimiento de todas las actividades dentro de la aplicación.

Si tiene curiosidad, el cifrado de extremo a extremo garantiza que pueda comunicarse y enviar mensajes de forma segura al receptor previsto. Siempre que un servicio prometa la privacidad del usuario, la mejor manera de brindarla es habilitar el cifrado de extremo a extremo. Y, si WhatsApp permite la trazabilidad para los gobiernos, rompería el cifrado.

No solo se limita a las aplicaciones de chat, E2EE ayuda a proteger los servicios de almacenamiento en la nube, las plataformas para compartir archivos y muchas otras herramientas.

En algunos países, las autoridades gubernamentales ya han intentado instruir a empresas como Facebook/WhatsApp para conservar el historial de conversaciones.

Como era de esperar, tienen interés en romper potencialmente el cifrado de extremo a extremo con aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Signal. Si esto sucede, correrá el riesgo de que sus conversaciones futuras sean grabadas por el gobierno para diversas actividades.

Violación de la privacidad del usuario

Ya sea que se trate de mensajes, estado, medios u otras formas de información personal, pocos querrían compartir todo con el gobierno. Por ejemplo, ¿le gustaría que los gobiernos vieran quién está usando una VPN?

Además, las conversaciones deben ser inherentemente privadas, ya sea que se trate de personas o empresas. Cualquiera que acceda a los datos de la conversación en WhatsApp puede correr el riesgo de revelar los mismos a un atacante malicioso.

Por lo tanto, no solo debe preocuparse por el gobierno; proporcionar acceso a los datos de WhatsApp al gobierno abre una amenaza completamente nueva en la que cualquier pirata informático malicioso puede elegir atacarlo.

Datos de usuario sujetos a abuso

Hay miles de millones de usuarios, lo que facilita que alguien con acceso abuse de los datos disponibles.

Alguien puede usar este acceso para rastrear/bloquear usuarios por capricho, registrar datos de usuarios sin consentimiento explícito y realizar varias otras actividades, como promover la vendetta del gobierno. No solo se limita a casos de uso complicados, el acceso a los datos de WhatsApp por parte de un gobierno corrupto podría ayudar a facilitar las actividades delictivas.

Dicho acceso también puede poner en peligro la vida de alguien. Hay infinitas posibilidades de que se abuse de los datos de una forma u otra. Es casi imposible regular el acceso a la cantidad de datos disponibles en WhatsApp a una sola entidad, ya sea el gobierno o cualquier otra empresa.

Restricciones o censura de la libertad de expresión

La censura es una manera fácil y efectiva de suprimir las voces de las personas. Los gobiernos pueden aplicar fácilmente la censura al monitorear los datos a los que se accede y se registran en WhatsApp.

En caso de que te lo preguntes, la censura afecta negativamente a los usuarios y restringe el crecimiento.

Teniendo en cuenta la demografía de WhatsApp, muchos usuarios también lo usan para educación y colaboración. Entonces, política y socialmente, la censura afecta todo tipo de flujo de trabajo y vida social. No importa si el gobierno tiene la intención de detener las actividades ilegales; los casos de uso inofensivos se ven afectados en el camino cuando la censura está en vigor.

Violación de los derechos humanos

Algunas autoridades gubernamentales podrían argumentar que la violación de la privacidad del usuario y la censura conducirán a la seguridad, pero a veces es todo lo contrario.

Un error inocente en WhatsApp puede marcar a una persona y poner en riesgo su vida. Por ejemplo, si los usuarios comparten o reenvían un archivo objetable para verificar su autenticidad, es probable que sean responsables de hacer circular el material.

Del mismo modo, puede haber innumerables escenarios en los que un usuario sin intención delictiva puede ser responsable de algunas interacciones en WhatsApp.

¿Pueden las fuerzas del orden acceder a su información en WhatsApp?

Las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley también forman parte del gobierno. ¿Tienen acceso a los datos de WhatsApp en caso de emergencias o percances?

WhatsApp afirma que responde a solicitudes válidas proporcionando categorías limitadas de información (como metadatos) sin permitir la trazabilidad. También mencionan que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley utilizan diversas herramientas para obtener la información requerida.

Por lo tanto, WhatsApp no ​​es responsable de todo el proceso y brinda acceso a datos limitados en circunstancias excepcionales. Si tiene curiosidad, puede leer la documentación de preguntas frecuentes de WhatsApp al respecto.

Los datos de WhatsApp deben permanecer privados

Sería una iniciativa emocionante tener WhatsApp de código abierto, pero los datos deben permanecer privados y seguros incluso con su código propietario. Los gobiernos no deberían tener acceso a los datos de WhatsApp.

Si los gobiernos acceden con éxito a los datos de WhatsApp, tendrá varias repercusiones, incluido que los usuarios abandonen la plataforma por algo inherentemente resistente a la censura. Puede que no sea un escenario agradable de imaginar, pero el espacio digital sigue evolucionando.

Por ejemplo, ya existen mejores alternativas a WhatsApp en cuanto a seguridad y privacidad. Conocer todos los peores escenarios posibles es fundamental para tomar una decisión informada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba