Revisión: Devialet Phantom es un altavoz de gama alta que vale su peso en Kevlar

Desarrollado por la firma de audio francesa de nicho Devialet, el Phantom ha logrado un gran reconocimiento por parte de los ac√≥litos de la industria por su reproducci√≥n de sonido con una distorsi√≥n incre√≠blemente baja que rivaliza con la de los altavoces diez veces el costo y muchas veces el tama√Īo. Tambi√©n es el √ļltimo accesorio elegante que se presenta en Appletiendas minoristas.

Devialet, al igual que muchos fabricantes de componentes de audio de alta gama, tiene una predilecci√≥n por la hinchaz√≥n. La literatura de Phantom est√° plagada de superlativos, una flotilla necesaria de acr√≥nimos y res√ļmenes detallados de tecnolog√≠a con nombres imaginativos, siendo “Magic Wire” uno de los favoritos.

Esbocé una sonrisa mientras leía la historia de los millones de dólares en I + D de Devialet que resultó en docenas de patentes que protegen la amplificación híbrida analógica / digital, la implosión de Heart Bass y otras primicias de la industria. Estaba deliciosamente exagerado.

  

Smash me cortó enchufarlo y poner un poco de Ludwig Van para 11. Phantom sopló esa sonrisa tonta de mi cara, llevándose consigo la mayor parte de mi bigote Movember.

Dise√Īo

Tanto Phantom como su hermano Silver Phantom, m√°s poderoso, tienen un dise√Īo decididamente biom√≥rfico, es decir, parecen un organismo, pero no algo de este mundo. No hay una aproximaci√≥n cercana a la est√©tica de Phantom en la electr√≥nica de consumo contempor√°nea, imagina el hijo del amor de un iPod de primera generaci√≥n y algo salido de un sue√Īo febril impulsado por HR Giger.

Por fuera, el Phantom parece un frijol de plástico brillante de arte moderno. Una carcasa dura de ABS blanco envuelve una piel interior elaborada con Kevlar. A pesar de su apariencia, la unidad pesa poco más de 24 libras, y la mayor parte de ese peso se inclina hacia el conjunto del altavoz frontal. Las aletas de un disipador de calor sustancial están expuestas en la parte posterior, donde también residen la entrada de energía, el botón de encendido Wi-Fi, el puerto Ethernet y el conector óptico. Dos paredes laterales de acero inoxidable pulido completan el aspecto futurista.

En general, la construcción se siente extremadamente sólida y Devialet dice que solo hay diez módulos por ensamblaje sin cables de interconexión de los que hablar.

Seg√ļn el libro blanco de Devialet, la forma de huevo distendido del Phantom est√° dise√Īada para acomodar los dos controladores de aluminio personalizados “Heart Beat Implosion” que se encuentran uno frente al otro debajo de dos c√ļpulas, nuevamente construidas con aluminio delgado. Los diafragmas de ambos controladores de graves, y el de los controladores coaxiales de rango medio y tweeter situados en un √°ngulo de 90 grados con respecto a dichos woofers, se asientan al ras con una superestructura esf√©rica, enfocando las ondas de sonido hacia el centro sellado al vac√≠o de Phantom. La idea es acercarse lo m√°s posible a la creaci√≥n de un √ļnico punto en el espacio, del cual emana el sonido.

Vale la pena repetir que los controladores de graves sim√©tricos de Phantom vibran, con un abandono imprudente a vol√ļmenes altos, y sin una rejilla de altavoz podr√≠an terminar tocando el equipo cercano. En resumen, Phantom necesita algo de espacio para respirar para funcionar con la m√°xima eficiencia.

Los principios de dise√Īo de Phantom se basan en gran medida en el trabajo del prol√≠fico ingeniero de RCA, Dr. Harry F. Olson, quien demostr√≥ que los gabinetes de altavoces esf√©ricos son muy superiores a las cajas rectangulares en lo que respecta a la p√©rdida por difracci√≥n. Denominado “co-esf√©rico” por Devialet, la disposici√≥n del controlador propaga las ondas sonoras de manera uniforme para que todos los oyentes de la sala disfruten de la misma experiencia sonora. A diferencia de los altavoces tradicionales o los dise√Īos cil√≠ndricos “omnidireccionales”, no existe un punto √≥ptimo.

Como cualquier pieza de hardware para audi√≥filos que se precie, Phantom viene repleto de tecnolog√≠a de vanguardia, casi m√≠stica. A la vanguardia est√° “Magic Wire”, una ruta el√©ctrica “sin fugas” que mueve la corriente de se√Īal desde el DAC PCM1798 de Texas Instruments de 24 bits a la resistencia del circuito y, en √ļltima instancia, al amplificador de clase A. Devialet descubri√≥ c√≥mo convertir la salida DAC en corriente de alto voltaje sin un amplificador operacional o un espejo de corriente, lo que lo convierte en una ruta extremadamente silenciosa.

La siguiente etapa es un sistema de amplificaci√≥n h√≠brido anal√≥gico / digital (ADH), que tiene en su n√ļcleo un amplificador de clase A asistido por varios amplificadores esclavos de clase D que funcionan en paralelo. Devialet logr√≥ exprimir tanto la ruta Magic Wire como el amplificador de clase A en una sola placa, de las cuales hay dos en cada Phantom. La √ļltima pieza del rompecabezas es Speaker Active Matching (SAM), un m√©todo de procesamiento de se√Īal que combina din√°micamente la salida del amplificador y el movimiento del controlador, asegurando que los picos y valles de las ondas sonoras generadas reflejen los de la se√Īal original cuando llega a los o√≠dos de los usuarios.

Los circuitos del altavoz pueden requerir un título en ingeniería para comprender completamente, pero el increíble sonido que produce no lo hace.

Actuación

Pensar en una forma de describir adecuadamente el sonido de Phantom da como resultado combinaciones de palabras antit√©ticas. “Desenfrenado pero sofisticado”. “Fuerte pero refinado”. “Crudo pero sedoso”.

Phantom se inicia autom√°ticamente cuando se conecta a la alimentaci√≥n, las dos c√ļpulas de aluminio hemisf√©ricas pulsan hacia adentro y hacia afuera dos veces, lo que indica que el altavoz est√° listo para usarse. No hay un interruptor de encendido / apagado, ni ning√ļn otro control f√≠sico relacionado con el audio, lo que significa que el ciclo de energ√≠a est√° automatizado. Abrir la aplicaci√≥n Spark gratuita o conectarse a trav√©s de Bluetooth saca el altavoz de su estado de reposo.

Ponemos a prueba nuestro probador de unidades de 750 vatios utilizando una variedad de códecs y formatos de archivo a velocidades de bits de no menos de 256 kbps, incluidos aptX (no disponible en iPhone), AAC, MP3, Apple Lossless, FLAC y OGG Vorbis. Para la transferencia de datos, probamos los perfiles Bluetooth A2DP y AVRCP, la entrada óptica y el Wi-Fi a través de la aplicación gratuita Spark iOS de Devialet. Debido a una incompatibilidad con los archivos almacenados en nuestro iPhone, rara vez usamos Spark save para controlar el volumen en los dispositivos ópticos conectados.

A vol√ļmenes bajos, el Phantom es claro y n√≠tido, inclin√°ndose ligeramente hacia un sesgo brillante. Los graves se activan a niveles de audici√≥n normales (aquellos que no se pueden escuchar a trav√©s de paredes o puertas de n√ļcleo s√≥lido) ajustados y refinados con una respuesta contundente e inmediata. No hab√≠a se√Īales de decaimiento, eco o descomposici√≥n no deseada.

Phantom es mejor cuando se conduce con fuerza. La claridad y los graves est√°n presentes a vol√ļmenes bajos, pero se encuentra en aproximadamente el 60 por ciento del m√°ximo cuando el sistema se activa. Los woofers co-esf√©ricos, que se dejan correr libremente a lo largo de su trazo pico a pico de 26 mm, desplazan cantidades masivas de aire para un golpe profundamente expresivo. Los golpes de bajo son precisos, imitando de cerca el bombo de un bombo, el gemido sostenido de una tuba o el gru√Īido de un timbal.

Hay un punto, alrededor del 95 por ciento a pleno rendimiento, en el que crees que Phantom se va a romper. Tiene que hacerlo, pero no es así. El sonido de alguna manera se vuelve más tenso a medida que aumentan los decibelios. Si escucha una sacudida, un traqueteo o un zumbido, es la grabación o lo que sea que esté sentado el altavoz.

Lo m√°s impresionante es la compostura del sistema. Los altos y bajos est√°n siempre en equilibrio y tangiblemente separados en todo el espectro ac√ļstico, pero lo que es m√°s importante, la sincronizaci√≥n es impecable sin ni siquiera una sugerencia de cambio de fase. Todo equivale a una firma sonora extremadamente compleja y en capas, pero sincera.

Con su chasis de peque√Īo desplazamiento y su dise√Īo de controlador “implosivo”, Phantom corta una grabaci√≥n bien masterizada hasta la m√©dula, trillando la basura para dejarla al descubierto para su placer auditivo.

Conclusión

Phantom tiene un precio muy por encima de las ofertas de altavoces inal√°mbricos convencionales, pero literalmente no hay otro producto como este en el mercado. Cumple la promesa de aplomo y poder de Devialet, y para muchos ser√° un robo incluso a $1, 990.

Sin embargo, si est√° buscando una verdadera plataforma est√©reo, Phantom no puede complacerlo. La salida del altavoz es envolvente, sin duda, pero se necesitar√° m√°s que un sonido independiente para un escenario de sonido verdaderamente expansivo. Afortunadamente, Devialet fabrica un enrutador de audio llamado Dialog dise√Īado espec√≠ficamente para emparejar los modelos Phantom y Silver Phantom. Se pueden encadenar hasta 24, ideal para mansiones de varias habitaciones o teatros comerciales.

Despu√©s de probar Phantom durante una semana, estoy convencido del sonido, la tecnolog√≠a, el precio, todo. Sugerimos una demostraci√≥n a vol√ļmenes m√°s altos para tener una idea de las capacidades del hardware, lo que probablemente descalifica al m√°s cercano. Apple Tienda. Sin embargo, Devialet ofrece una prueba sin riesgo de 45 d√≠as. Salvo, es decir, el riesgo para su billetera.

Puntaje: 4.5 fuera de 5

Cero distorsi√≥n Reproducci√≥n de sonido fiel y sin color Gran cantidad de potencia Dispositivo de gama alta a precio competitivo Caro en comparaci√≥n con los productos de consumo La energ√≠a se desperdicia a niveles de audici√≥n “normales” Una sola unidad carece de escenario de sonido

Donde comprar

El Phantom y Silver Phantom están disponibles a través del sitio web de Devialet o desde Amazon por $1, 990 y $2, 390 respectivamente. La empresa esta semana anunció Apple había seleccionado el dispositivo para ser vendido en ladrillo y mortero selectos Apple Tiendas en los EE. UU., Y habrá más en 2016.