Todo sobre Apple, Android, Juegos Apks y Sitios de Peliculas

Todavía existen enormes supercomputadoras. Esto es para qué se utilizan hoy

Las supercomputadoras fueron una carrera masiva en los a√Īos 90, cuando Estados Unidos, China y otros compet√≠an por tener la computadora m√°s r√°pida. Si bien la carrera se ha calmado un poco, estas computadoras monstruosas todav√≠a se utilizan para resolver muchos de los problemas del mundo.

A medida que la Ley de Moore (una antigua observaci√≥n que afirma que la potencia inform√°tica se duplica aproximadamente cada dos a√Īos) impulsa nuestro hardware inform√°tico, la complejidad de los problemas que se resuelven tambi√©n aumenta. Si bien las supercomputadoras sol√≠an ser razonablemente peque√Īas, hoy en d√≠a pueden ocupar almacenes enteros, todos llenos de bastidores de computadoras interconectados.

¬ŅQu√© hace que una computadora sea ‚Äús√ļper‚ÄĚ?

El t√©rmino ‚Äúsupercomputadora‚ÄĚ implica una computadora gigantesca muchas veces m√°s poderosa que una simple computadora port√°til, pero eso no podr√≠a estar m√°s lejos del caso. Las supercomputadoras se componen de miles de computadoras m√°s peque√Īas, todas conectadas entre s√≠ para realizar una tarea. Cada n√ļcleo de CPU de un centro de datos probablemente funcione m√°s lento que su computadora de escritorio. Es la combinaci√≥n de todos ellos lo que hace que la inform√°tica sea tan eficiente. Hay muchas redes y hardware especial involucrados en computadoras de esta escala, y no es tan simple como simplemente conectar cada bastidor a la red, pero puedes imaginarlos de esta manera y no estar√≠as muy lejos de la realidad.

No todas las tareas se pueden paralelizar tan fácilmente, por lo que no utilizarás una supercomputadora para ejecutar tus juegos a un millón de fotogramas por segundo. La computación paralela suele ser buena para acelerar la computación muy orientada al cálculo.

Las supercomputadoras se miden en FLOPS, u operaciones de coma flotante por segundo, que es esencialmente una medida de qu√© tan r√°pido pueden hacer matem√°ticas. El m√°s r√°pido actualmente es Cumbre de IBMque puede alcanzar m√°s de 200 PetaFLOPS, un mill√≥n de veces m√°s r√°pido que ‚ÄúGiga‚ÄĚ al que la mayor√≠a de la gente est√° acostumbrada.

Entonces, ¬Ņpara qu√© se utilizan? Principalmente ciencia

Andrey vicepresidente/Shutterstock

Las supercomputadoras son la columna vertebral de la ciencia computacional. Se utilizan en el campo médico para ejecutar simulaciones de plegamiento de proteínas para la investigación del cáncer, en física para ejecutar simulaciones de grandes proyectos de ingeniería y cálculo teórico, e incluso en el campo financiero para rastrear el mercado de valores y obtener una ventaja sobre otros inversores.

Quizás el trabajo que más beneficia a la persona promedio sea el de modelar el clima. Predecir con precisión si necesitarás un abrigo y un paraguas el próximo miércoles es una tarea sorprendentemente difícil, que ni siquiera las gigantescas supercomputadoras de hoy pueden realizar con gran precisión. Se teoriza que para ejecutar un modelo meteorológico completo, necesitaremos una computadora que mida su velocidad en ZettaFLOPS, otros dos niveles por encima de PetaFLOPS y alrededor de 5000 veces más rápido que el Summit de IBM. Probablemente no lleguemos a ese punto hasta 2030, aunque el principal problema que nos frena no es el hardware, sino el costo.

El costo inicial para comprar o construir todo ese hardware es bastante alto, pero el verdadero problema es la factura de energ√≠a. Muchas supercomputadoras pueden consumir energ√≠a por valor de millones de d√≥lares cada a√Īo s√≥lo para seguir funcionando. Entonces, si bien en teor√≠a no hay l√≠mite para la cantidad de edificios llenos de computadoras que se pueden conectar, solo construimos supercomputadoras lo suficientemente grandes como para resolver los problemas actuales.

Entonces, ¬Ņtendr√© una supercomputadora en casa en el futuro?

En cierto sentido, ya lo haces. Hoy en d√≠a, la mayor√≠a de las computadoras de escritorio rivalizan con la potencia de las supercomputadoras m√°s antiguas, e incluso el tel√©fono inteligente promedio tiene un rendimiento mayor que el infame Cray-1. Por eso es f√°cil hacer comparaciones con el pasado y teorizar sobre el futuro. Pero eso se debe en gran medida a que la CPU promedio se vuelve mucho m√°s r√°pida con el paso de los a√Īos, lo que ya no sucede tan r√°pido.

√öltimamente, la ley de Moore se ha ido desacelerando a medida que alcanzamos los l√≠mites de cu√°n peque√Īos podemos fabricar transistores, por lo que las CPU no se est√°n volviendo mucho m√°s r√°pidas. Se est√°n volviendo m√°s peque√Īos y m√°s eficientes energ√©ticamente, lo que impulsa el rendimiento de la CPU hacia m√°s n√ļcleos por chip para computadoras de escritorio y m√°s potentes en general para dispositivos m√≥viles.

Pero es difícil imaginar que el conjunto de problemas del usuario promedio supere las necesidades informáticas. Después de todo, no se necesita una supercomputadora para navegar por Internet, y la mayoría de las personas no ejecutan simulaciones de plegamiento de proteínas en sus sótanos. El hardware de consumo de gama alta actual supera con creces los casos de uso normales y suele reservarse para trabajos específicos que se benefician de él, como la renderización 3D y la compilación de código.

Entonces no, probablemente no tendrás uno. Los mayores avances probablemente se producirán en el espacio móvil, a medida que los teléfonos y tabletas se acerquen a los niveles de potencia de las computadoras de escritorio, lo que sigue siendo un avance bastante bueno.

Créditos de imagen: Shutterstock, Shutterstock